GuidePedia

0

El sangrado de la nariz se produce ante una rotura en los capilares del interior de la nariz, por un golpe o también por estados de nerviosismo. Para parar una hemorragia pequeña es bueno colocar la cabeza hacia atrás y mantener un pañuelo desechable.

No es un tema serio, pero deberás consultar con el médico si aparece con frecuencia, al menos un par de veces cada mes. Hay personas que también tienden a padecer el sangrado por tener sinusitis crónica así como infecciones de las vías respiratorias.

Mantener una buena higiene, hacer limpiezas con sal del Himalaya, así como usar sprays salinos, te ayudará a crear un buen estado de humedad en la nariz, evitando así todo tipo de incómodas molestias que tampoco son estéticas. No apliques hielo en el interior ni tampoco tapones la zona, simplemente descansa y espera a que la pequeña hemorragia pase. ¡Verás cómo todo mejora!



Publicar un comentario

 
Top