GuidePedia

0




Prevenir e identificar la alarma de ictus, puede ayudarte en caso de que alguien de tu familia o tu mismo tenga la primer señal de que algo malo está por suceder. Si al ictus en su comienzo se le atiende de manera rápida, habrá un 80% de posibilidades de que la curación sea más favorable, de que no haya hemorragias severas en el cerebro y de que no se padezca problemas en el habla, dolencias motoras y dificultades en la coordinación de los movimientos o concentración.

Los primeros síntomas que tiene una persona cuando va a padecer un ictus, es notar una gran debilidad tanto en las extremidades inferiores como las superiores. Si le pides que levante los brazos, de hecho, no podrá hacerlo, ya que le faltará coordinación y el movimiento no podrá coordinarlo.

Por otra parte, la persona que va a sufrir el ictus, también podrá padecer pérdida de la visión así como mareos, desequilibrio e incapacidad para mantenerse en pie. También podrás notar como la comisura de sus labios se tuerce hacia un lado o hacia abajo, teniendo dificultades para hablar. Llama inmediatamente a los servicios sanitarios y diles que activen el protocolo de emergencia para el ictus, habiendo identificado tú el origen. 



Publicar un comentario

 
Top