GuidePedia

0


Las castañas son uno de los alimentos que no pueden faltar en tu mesa de otoño, ya que ayudan a sentirte bien y a superar el hambre en periodos de trabajo en los que no comas nada hasta llegar a casa, puesto que son saciantes.

Podrás consumirlas guisadas, asadas, cocidas o incluso en preparados de cremas y confituras. Además de fibra natural y un bajísimo aporte de grasas, te ayudarán a tener lleno tu depósito de vitamina B, siendo la mejor manera de consumirlas en ensalada y al vapor, esta vez.

Aunque no es lo único, ya que tienen una amplia cantidad de potasio, así como hierro, por lo que son geniales para que puedas comenzar a cuidarte desde la alimentación, evitando la anemia. Son ideales para deportistas, para los niños, para personas con alto desgaste intelectual, para personas estreñidas y para las embarazadas. ¿Te lo imaginabas? ¡Come sin miedo y agrégalas a tu dieta!







Publicar un comentario en la entrada

 
Top