GuidePedia

0

Los hospitales son un ambiente cargado de bacterias, virus y demás organismos infecciosos. Un caldo de cultivo perfecto para que se propaguen enfermedades, muchas de ellas, distintas a las que llevaron inicialmente al paciente al centro de salud (enfermedades nosocomiales). Pero la cosa se complica cuando el paciente sufre algún tipo de infección altamente contagiosa y de difícil tratamiento -es lo que sucedió el año pasado en España con el ébola-.

En esos casos es necesario, además de que los responsables del hospital se aseguren de que se lleva a cabo, al menos anualmente, una adecuada validación de habitaciones de aislados, que todas las personas que van a entrar en contacto con el enfermo al que se ha prescrito "aislamiento" sigan un protocolo específico: una serie de normas básicas pero muy importantes, ya que en caso de contagio es fácil que la enfermedad se propague rápidamente en un entorno hospitalario.

¿En qué consisten las precauciones de aislamiento?

Las precauciones de aislamiento, o aislamiento a secas, es el protocolo que los trabajadores de la salud y los visitantes deben cumplir antes de entrar en la habitación de un paciente al que se le ha ordenado aislamiento. La regla más básica es el lavado frecuente de manos y el uso de gel de alcohol -aunque lo ideal, en un hospital, es que las manos se lavaran al entrar y salir de la habitación del paciente, esté aislado o no-. En algunos casos también se les pide que usen ropa protectora.

¿Por qué se utiliza el aislamiento?

El aislamiento es una forma de evitar que los trabajadores del sector de la sanidad y los visitantes propaguen ciertas bacterias o virus de un paciente a otro. El aislamiento también puede evitar que los trabajadores de salud y los visitantes estén expuestos a microorganismos potencialmente dañinos. Bacterias o virus resistentes a antibióticos pueden transmitirse al tocar a un paciente, con el contacto con superficies de la habitación del paciente y, en ocasiones, a través del aire.

¿Cuándo se necesita del aislamiento?

Si un paciente sabe o se sospecha que tiene bacterias resistentes a antibióticos o ciertos virus debe comentárselo a su médico para que sea tratado en aislamiento. Se pueden tomar cultivos de la nariz, heridas abiertas o de otras superficies del cuerpo para saber si el paciente tiene que permanecer en aislamiento.

¿En qué consiste el aislamiento?

La parte más importante del aislamiento es el lavado de manos -aunque esto se hace para todos los pacientes en el hospital-. Otros utensilios del protocolo de aislamiento son las batas de protección, los guantes y las mascarillas. En casa ocasión se determinará si alguna o todas de estas piezas son usadas por los trabajadores del centro y los visitantes al entrar en una sala de aislamiento -y se los retirarán antes de salir de la habitación-.

El grado de protección que se requiera dependerá de si los organismos se propagan por contacto o por el aire. A veces se necesita una habitación con una circulación de aire especial en caso de que las bacterias nocivas viajen fácilmente a través del aire. Tomando en cuenta todas estas consideraciones, las habitaciones de aislamiento deben contar con todas las regulaciones necesarias para cada caso y haber obtenido la validación de habitaciones de infecciosos, ya que estos ambientes cuentan con un sistema de ventilación especial para no propagar las enfermedades.

¿Los visitantes del hospital tienen que seguir todas las precauciones de aislamiento?

Los visitantes del hospital deben preguntar a la enfermera del paciente qué precauciones deben seguir, ya que no todos los casos son iguales. Lo mejor es que todos sigan las precauciones de aislamiento, pero si algún visitante opta por no hacerlo, no debe visitar a otros pacientes ni áreas públicas del hospital. Como decíamos antes, todos los visitantes que entran en una sala de aislamiento se deben lavar bien las manos antes de entrar y al salir.

¿Puede el paciente salir de mi habitación?

Cuando un paciente está en aislamiento lo más recomendable es que permanezca en la habitación, a menos que sea realmente necesario salir. Si tiene que dejar su habitación se le pedirá que use una máscara para prevenir la propagación de gérmenes resistentes o dañinos a otras áreas del hospital.

¿Por qué no usamos el aislamiento en el hogar como lo hacemos en el hospital?

En el hospital muchos pacientes están muy enfermos, por lo que tienen menos resistencia a la infección. Los trabajadores de la salud pueden propagar ciertas bacterias resistentes a los antibióticos o gérmenes nocivos de un paciente a otro si no se utilizan las precauciones de aislamiento. En casa, generalmente todo el mundo está sano, por lo que es menos probable que estas bacterias causen ningún problema.

¿Por cuánto tiempo necesitaré precauciones de aislamiento?

Esto depende del tipo de germen. En algunas ocasiones el aislamiento se detendrá después de un día o dos, aunque lo más habitual es que el aislamiento se mantenga durante toda la estancia en el hospital y se repita en los siguientes ingresos hospitalarios, a menos que se cumplan ciertos criterios. Esto incluye los cultivos que muestran que el germen ya no está en el cuerpo de la persona.

Publicar un comentario

 
Top