GuidePedia

0

El buen tiempo, el sol y el calor son motivos suficientes para que nos apetezca disfrutar de un día de playa y es que el verano ya está cerca. Pero nunca nos cansaremos de pedir precaución con las quemaduras solares, ya que es un tema serio que debemos tener en cuenta siempre. Si a pesar de todo no has podido evitar quemarte la piel, te vamos a dar algunos consejos para aliviar el dolor y conseguir que la piel se recupere lo antes posible.

El frio siempre te aliviara, por lo que procura darte duchas con agua fría y evita usar jabón en las zonas quemadas. A lo largo del día puedes aplicarte compresas frías y algún humectante, es necesario que la piel quemada no se reseque. Las cremas hidratantes, sobretodo de aloe vera, son esenciales para acelerar la recuperación de las quemaduras y puedes aplicarlas después de cada ducha, pero no uses vaselina.

La inflamación de la piel debido a la quemadura puedes aliviarla aplicando alguna mascarilla de pepino o de manzana caseras. Si te han salido ampollas, es mejor que las cubras con vendas secas para evitar infecciones y si están llenas de líquido es mejor que acudas al médico. Por otro lado, es normal tener dolor de cabeza e incluso fiebre, por lo que puedes tomar algún analgésico pero si el malestar dura demasiado, es mejor que acudas al médico.

Publicar un comentario

 
Top