GuidePedia

0

Pintar con los dedos, podría definirse como una nueva terapia, para crear mucha más creatividad y valores mucho más sensitivos en los niños. Se ha demostrado que aquellos niños que realizan más obras artísticas son más despiertos y generan mucha más interés por temas solidarios y sociales.

Hay muchos ejercicios que podrás realizar con la ayuda de tus niños. Por una parte, podrás crear cuadros que se adapten a todo tipo de estancias, contando sólo con tu capacidad imaginativa y la de tu pequeño. Haz que aprenda la magia de los colores así como su utilización para la creación de formas.

Se dice que la terapia de pintar con los dedos, además de tranquilizar a los demás, ayuda a crear mentes mucho más analíticas y tranquilas, generando adolescentes mucho más dados al estudio de su alrededor y los problemas sociales, fomentando también la imaginación, algo que les valdrá para estimular el hemisferio derecho del cerebro.


Publicar un comentario

 
Top