GuidePedia

0

Con la primavera llega el calor, las temperaturas agradables, el mundo se llena de vida y también de alergias. Sobre todo las alergias al polen, son las que aumentan considerablemente en esta época del año haciendo la vida imposible a aquellas personas que las sufren. Independientemente del grado de gravedad que cada persona sufra, las alergias estacionales son molestas y pueden llegar a darnos algún susto. Por eso vamos a ver algunos consejos para poder disfrutar de la primavera como es debido.

Los principales síntomas de las alergias estacionales son estornudos, congestión nasal, dificultad para respirar y ojos rojos con lagrimeo. Lo primero es que debes acudir al médico ya que lo más seguro es que necesites medicación para controlar los síntomas, pero en casa y cuando sales a la calle también debes tomar ciertas precauciones. Por ejemplo, la casa debe estar ventilada y mantenerla limpia de polvo, pelos u ácaros. Además, usar un humidificador o pulverizar un poco de agua en la habitación antes de dormir, previene la sequedad del ambiente y mejora los síntomas de las alergias.

Deberás lavar tu ropa y sabanas con agua y jabón sin perfume al menos una vez a la semana. Y en cuanto a las salidas al campo recuerda estos sencillos consejos: si llueve y hace viento el polen es transportado con más rapidez, asique evita exponerte. En la montaña hay una concentración de polen 10 superior a la que existe en las ciudades, pero no sufras ya que las zonas de costa son ideales para las personas con alergias.

Publicar un comentario

 
Top