GuidePedia

0

Cuidar de nuestra salud implica prestar atención a todas las partes de nuestro cuerpo y los pies son de los que más sufren el día a día de nuestra vida. Ahora que llega el buen tiempo con la primavera, los pies pueden llegar a sudar demasiado y provocar desagradables olores. Pero además, pueden acarrear problemas de salud como hongos o incluso infecciones que deben evitarse en la medida de lo posible.

Una buena manera de mantener tus pies frescos y secos es lavar tus pies con una infusión de menta, hierbabuena o romero. Con 15 minutos en dichas infusiones y después usando un desodorante natural como es el alcohol con vinagre, tus pies no sufrirán sudores ni olores a lo largo del día. También puedes usar una crema de menta para pies, pues refresca y mantiene tu piel alejada del sudor evitando así los olores desagradables.

Pero sin duda el mejor cuidado que puedes darles a tus pies, es una exfoliación casera para eliminar pieles muertas. Puedes hacerlo con un baño de leche caliente y exfoliando con sal gorda y aceite de oliva. Tras esto, un baño relajante con hojas de laurel y cascaras de naranja dar

Publicar un comentario en la entrada

 
Top