GuidePedia

0

El ajo negro es un alimento que ha ido cobrando mucha importancia en Japón, de donde es originario y que su fama lo ha traído hasta todos los rincones del mundo en muy poco tiempo. Como su nombre indica, el ajo negro es conocido con ese singular nombre porque aunque su apariencia externa sea similar a los ajos normales, los dientes de este ajo son de color negro.

El ajo negro no es un producto natural, ya que se obtiene mediante un proceso especial de cocción que incrementa en diez veces las propiedades del ajo normal, salvo que este no posee ese olor ni el mismo sabor que el ajo tradicional. Para obtener el ajo negro se utilizan las variedades de ajo blanco y ajo colorado, con la indiscutible condición de que se trate de productos totalmente orgánicos sin pesticidas de ningún tipo. Además, el proceso de elaboración es completamente natural, sin añadidos de ninguna clase.

Para que nos hagamos una idea de sus beneficios, un solo diente de ajo negro posee las mismas cualidades que una cabeza de ajos entera. Entre sus muchos beneficios cabe destacar que reduce el colesterol malo, fortalece el sistema inmunitario y aumenta las defensas del cuerpo. Limpia los riñones y ayuda al hígado en su trabajo. Es beneficioso para aquellas personas que padecen problemas respiratorios como el asma. E incluso tiene un poder cicatrizante bastante destacable.

Publicar un comentario

 
Top