GuidePedia

0






Los complejos son muy fáciles de evitar si mantienes la actitud adecuada. Primero, debes ser consciente de que no todo el mundo es igual, así que deja de obsesionarte tanto por los físicos así como por las mentalidades, cada uno reacciona según sus posibilidades y nadie es mejor ni peor por ello.

Tú tienes un cuerpo determinado que te corresponde, y todos son bellos y únicos. Piensa en esa marca de nacimiento que te hace exclusivo/a así como ese lunar que siempre te encantó o los reflejos naturales de tu cabello, potencia lo que más te guste y camufla aquello con lo que estés a disgusto y ganarás en tranquilidad y salud.

Evita el perfeccionismo en exceso, ya que podría ser un auténtico problema si temes desenfrenarte y obsesionarte. En ese lugar tómate un respiro y reflexiona, todo va a ir bien si pones todo tu corazón en el trabajo, creando el ambiente perfecto para que todo se desarolle de manera natural.



Publicar un comentario en la entrada

 
Top