GuidePedia

0

A lo largo de nuestra vida, desde que nacemos hasta que morimos, nuestros huesos necesitan ser alimentados para mantenerse fuertes y sanos. Cuando nacemos es importante que los huesos estén en buen estado para prevenir males mayores en el futuro y cuando entramos en la tercera edad, comenzamos a perder masa ósea con los años y es cuando más necesitamos cuidar de ellos.

La vitamina D es esencial en cualquier etapa de nuestra vida ya que evita la perdida de densidad ósea igual que el calcio, mineral importante para nuestros huesos. El calcio podemos encontrarlo en mayor cantidad en todos los productos lácteos y se recomienda tomar leche desnatada o semi, queso de burgos y yogures desnatados o semi.

La vitamina D podemos encontrarlas en una amplia gama de alimentos como el pescado, ya sean sardinas o anchoas, atún, bonito y caballa que son los que concentran mayores cantidades además de tener ácidos grasos omega 3. Y sobre todo es más recomendable que tomar el sol en los meses que no sean de verano, ya que nuestro organismo produce vitamina D a través de la luz del sol.

Publicar un comentario en la entrada

 
Top