GuidePedia

0

El embarazo es una de las etapas más maravillosas en la vida de la mujer, pero en verano pueden surgir ciertos riesgos y peligros que podemos evitar, si estamos informadas y conocemos los mejores consejos para evitar esas situaciones. El verano es una época peligrosa ya que el calor puede causar problemas tanto a la madre como al futuro bebe.

Además de tener en cuenta que mientras estas embarazada puedes sufrir cloasma o melasma, que es un oscurecimiento de la piel del rostro en forma de manchas, también debes evitar los golpes de calor además de la deshidratación. Por tanto, no olvides nunca proteger tu cabeza del sol, tus ojos, tu piel y sobretodo que no te falte agua porque la deshidratación podría provocar un parto prematuro.

Y por supuesto, aunque nunca seamos muy conscientes de ello, en verano existe un peligro mayor para las embarazadas y se trata de las picaduras de mosquito u otros insectos. Muchos de estos diminutos seres pueden contraer enfermedades muy dañinas y peligrosas para los futuros bebes, en especial las garrapatas y las cuales proliferan en épocas de mucho calor, asique procura mantenerte alejada de las zonas con hierbas altas o de animales que pueden ser portadores de garrapatas.

Publicar un comentario en la entrada

 
Top