GuidePedia

0
Los resfriados suelen ser una de las afecciones más repetitivas que el ser humano puede padecer a lo largo de su vida y lo peor de todo es que no pueden ser erradicados ya que no existe una cura, más bien lo único que podemos hacer es paliar los síntomas hasta que la enfermedad remite. Pero como todos ya sabemos, dichos síntomas son muy molestos y es que a nadie le gusta pasarse el día con fiebres, dolores musculares, mucosidad, dolor de garganta y tos. Por eso vamos a compartir con vosotros como aliviar la tos con remedios caseros.

Antiguamente era muy habitual que para despejar las vías respiratorias se usaran los vahos con eucalipto, pero además existía una forma más sencilla de aliviar la tos y era colocar una cebolla partida cerca de la cama del enfermo, de modo que los vapores de la cebolla fueran inhalados sin resultar demasiado molesto y al mismo tiempo desinfectar y desinflamar las vías respiratorias. También podemos tomar una infusión a la que le añadiríamos un poco de miel y limón para suavizar el penetrante sabor de la cebolla y cuyo efecto sería igual de efectivo.

Por otro lado, podemos preparar una completa infusión de diferentes plantas para suavizar la tos, descongestionar nuestras vías aéreas y para reducir las molestias en general. Con un poco de anís verde, eucalipto, ajedrea, tomillo y brotes de pino silvestre a partes iguales, le añadimos agua hervida durante tres minutos y dejamos reposar unos diez minutos más antes de colar. Es recomendable que añadamos un poco de miel y limón para suavizar el sabor de esta infusión contra la tos.

Publicar un comentario en la entrada

 
Top