GuidePedia

0

Si estás buscando un método de relajación totalmente efectivo, apuesta por pintar mandalas. Se ha comprobado que además de ayudar a la meditación, son totalmente estimuladores de ciertas funciones del cerebro creativas, potenciando la imaginación y también la capacidad para analizar y comprender espacios abstractos.

Hay muchos tipos de mandalas que van desde los más básicos a los avanzados. Podrás pintarlos con ceras, rotuladores y lápices de madera sobre folios normales o también con óleo y acrílicos sobre lienzo.

Será una oportunidad genial para poder fomentar tu capacidad de concentración y también para crear trabajos únicos. Intenta siempre hacer todo lo que desees y apuntarte a trabajos que te ayuden a despertar un sentido estético mejor, aumentando tu sensibilidad. Verás cómo después comienzas a ver los colores de manera armónica y como no te costará nada combinarlos. Hay muchas temáticas también de mandalas, y los encontrarás incluso de Navidad. ¡Comparte!


Publicar un comentario

 
Top