GuidePedia

0

Los huesos son unas de las partes de nuestro cuerpo que más sufren, debido a las malas posturas y a todo tipo de contracturas que pueden mermar nuestra calidad de vida. Es muy importante realizar ejercicio diario así como mantener una alimentación equilibrada para que éstos se vean reparados y fuertes.

Cuando aparece un dolor intenso, deberás acudir al fisioterapeuta para que pueda diagnosticar el problema que estás padeciendo. Después gracias a la rehabilitación y a la terapia con masajes, tus músculos volverán a la zona de no tensión.

Hay remedios homeopáticos, que sin efectos secundarios podrán ayudarte, entre ellos Calcarea Phosphorica, con la que podrás aliviar el dolor de las articulaciones, así como fracturas, haciendo que los huesos solidifiquen antes. Calcarea carbonica, mientras tanto ayuda al buen mantenimiento de los huesos blandos y sin fuerza, creando mucho más bienestar. Podrás tomar todos estos remedios 3 veces al día, 15 gotas una hora antes de las comidas.


Publicar un comentario

 
Top