GuidePedia

0
Sabemos de sobra que la higiene es fundamental no solo para cuidar nuestro aspecto si no también para cuidar de nuestra salud. En especial la higiene bucodental nos previene de diferentes problemas y nos ayuda a mantener controlada la flora bacteriana de la boca. Ya desde pequeños se nos enseña y transmite la importancia de cuidar de nuestra boca y la rutina de limpieza bucal que deberíamos seguir siempre, pero eso a veces no es suficiente para que tengamos una boca saludable toda la vida.

Mantener una higiene adecuada de nuestra boca se basa en sencillas rutinas como cepillarnos los dientes adecuadamente después de cada comida y al menos usar colutorio una vez al día. Hay quien incluso decide añadir a su rutina de limpieza el hilo dental, pero este debe ser usado con cuidado para no dañar las encías. Por otro lado, tenemos que cuidar la comida que consumimos ya que no solo hay que evitar aquello que más perjudica a nuestra boca si no que nuestro cuerpo necesita ciertos minerales para mantener la salud bucodental en perfecto estado.

Entre los muchos problemas que podemos ahorrarnos si mantenemos una higiene bucal adecuada podemos encontrar las dolorosas caries, los problemas relacionados con nuestras encías, problemas de halitosis y muchas de las infecciones habituales que suelen aparecer cuando el equilibrio de la flora bacteriana de nuestra boca se rompe.

Publicar un comentario

 
Top