GuidePedia

0

La fotofobia se caracteriza por tener unos ojos sensibles que se quejan ante cualquier estímulo lumínico. Será necesario que lleves gafas y sobre todo que te protejas de las altas cantidades de luz que pueden existir durante el día.

En las horas del mediodía, por lo tanto, no sufras y lleva siempre contigo tus gafas de cristal ahumado. No deberías comprarlas en tiendas de droguería así como parafarmacias, siempre será mejor que acudas a la óptica para que puedan valorar además si necesitas corrección de la vista.

Puede que te recomienden además unas gotas para que tus ojos no se sequen, completando la tarea de protección para el resto de las semanas del verano, la estación en la que más puedes sufrir el daño de la fotofobia. Siempre sería bueno que intentaras comer productos buenos para la vista como el huevo duro, las zanahorias, los tomates, será el mejor remedio para disfrutar de una salud de 10.



Publicar un comentario

 
Top