GuidePedia

0

Con el verano llega el buen tiempo, el calor, las ganas de estar en la playa, las vacaciones y los problemas alimenticios. No todo es de color de rosa en verano y un desliz en nuestra alimentación, puede traernos problemas desagradables de salud. Es esencial mantener una alimentación con la cual estemos siempre hidratados para evitar malestar general y estar siempre llenos de energía.

Principalmente, recomendamos el consumo de verduras y pescado porque son capaces de suplir las necesidades nutricionales durante la época veraniega. Eso sí, siempre mantener los alimentos frescos en la nevera o el congelador ya que el calor puede estropear la comida con familiar. La fruta fresca también es una opción deliciosa, ya que sus propiedades antioxidantes son muy beneficiosas para nosotros.

Y por descontado no debemos olvidar hidratarnos de forma constante ya sea bebiendo agua, tomando zumos de frutas o consumiendo alimentos ricos en agua. Las carnes no están descartadas en verano, pero si podemos evitar las carnes más grasas y optar por carnes blancas, nuestro organismo y nuestra salud nos lo agradecerá. Disfrutar del verano con salud, es sinónimo de doble diversión.

Publicar un comentario en la entrada

 
Top