GuidePedia

0

Las sales de baño son una opción ideal para cuando necesitas un método de relajación, que te permita despejar la mente y liberar tensiones, según el aroma y procedencia de su composición, crearás en tu organismo una serie de beneficios u otros. Por ejemplo, mientras que el jazmín y la rosa con aromas afrodisíacos, otros elementos como la lavanda serán relajantes.

Los aromas cítricos ayudan a despejar los sentidos y a crear mucha más energía en cada cuerpo. Para que actúen con total seguridad, procura ponerlas en el agua muy caliente del baño, cuando lo estés preparando para que todo vaya bien y pueda evaporarse el aroma de estas sales.

Verás como el aroma irá penetrando en tus pulmones, logrando el efecto deseado, una vez te introduzcas en la bañera, intenta disfrutar de las sales hasta que se deshagan por completo, bañándote en ellas, haciendo que tu piel capte el agua de ellas.

Publicar un comentario

 
Top